4 de abril: concentración frente al Ministerio de Justicia en defensa de las condiciones laborales de su personal

    Alrededor de 200 delegadas y delegados sindicales de la Administración de Justicia de toda España se concentrarán a partir de las 13 horas ante la puerta del Ministerio de Justicia en Madrid en defensa de las condiciones de trabajo.

    03/04/2018.
    Fachada del Ministerio de Justicia, Madrid.

    Fachada del Ministerio de Justicia, Madrid.

    CCOO, junto con el resto de sindicatos mayoritarios del sector (CSIF, STAJ y UGT), ha convocado una concentración mañana a partir de las 13 horas ante la puerta del Ministerio de Justicia en Madrid (C/ San Bernardo, 45), en la que exigirán al Ministerio la retirada de las enmiendas presentadas sin negociar a la Ley Orgánica del Poder Judicial.

    Los representantes sindicales reclamarán al ministro de Justicia, Rafael Catalá, la retirada inmediata de las enmiendas que el Grupo Popular del Congreso presentó, a instancias del propio ministerio, a la reforma de la LOPJ que, inicialmente, estaba en trámite solo para devolver al personal funcionario de Justicia la totalidad de los días de permiso que les habían sido arrebatados con los recortes que se aplicaron en 2012.

    Estas enmiendas, que afectan grave y negativamente a las condiciones de trabajo del personal de Justicia, se han presentado en el Congreso sin cumplir el trámite legal obligatorio que establece el Estatuto Básico del Empleado Público de negociación colectiva previa con las organizaciones sindicales. Además de haber sido presentadas por el Ministerio de Justicia a través de este procedimiento -de dudosa legalidad-, de utilizar el trámite de la modificación de una ley orgánica para impulsar reformas que nada tienen que ver con el objetivo de lo que se tramita en el Congreso.

    El principal motivo de la oposición sindical a las reformas que el ministerio propone se centra en el establecimiento como centro de destino del personal la totalidad de los puestos de trabajo de un mismo municipio, provocándose así procesos de movilidad forzosa que podrían conllevar importantísimas pérdidas de retribuciones (las diferencias entre diferentes puestos de una misma localidad pueden alcanzar los 1.000 euros mensuales) además de que, en las grandes ciudades en las que existe gran dispersión de los edificios judiciales, puede también suponer cambios de centro de trabajo, a veces de varios kilómetros.

    Las propuestas del Ministerio de Justicia apuntan también hacia la restricción para el nombramiento de personal interino en las plazas vacantes y en plazas de refuerzo, de tal forma que, si prosperase la reforma, dejaría de cubrirse cualquier puesto de trabajo ocupado por personal interino que estuviese de baja, por ejemplo, por una interna que solicitase la licencia por maternidad; también se impediría el nombramiento de personal que apoyase la labor de los y las juezas de refuerzo que se nombran para la tramitación de causas complejas o para órganos judiciales especialmente sobrecargados de trabajo. En definitiva, el perjuicio para la ciudadanía sería inmediato, provocando aún mayores retrasos en los asuntos judiciales.

    Esta actuación del Ministerio de Justicia, que se une a su negativa a negociar otras condiciones de trabajo como son las derivadas del catastrófico proceso de la implantación de las nuevas tecnologías o de la nueva oficina judicial y fiscal, a implementar procesos de formación y reconocimiento profesional en los juzgados de violencia sobre la mujer, a la falta de negociación de un plan de igualdad, a los recortes en materia de promoción interna y carrera profesional, o a las reducidas retribuciones complementarias del personal de su ámbito de gestión en comparación con las comunidades autónomas con competencias. Para el Sector de Justicia de CCOO, todo esto supone un gravísimo ataque a los derechos laborales del personal de Justicia. El sindicato advierte al ministerio de que promoverá, junto con el resto de organizaciones, la convocatoria de contundentes movilizaciones si no da respuesta a estas legítimas reivindicaciones laborales, sin descartar la convocatoria de huelga si no hay una rectificación inmediata.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.