CCOO solicita el apoyo a la proposición de Unidos Podemos para la modificación de la Ley del Registro Civil

    Esta proposición de ley coincide con las propuestas de CCOO en defensa de un Registro Civil totalmente público, gratuito, cercano a la ciudadanía, servido por personal de la Administración de Justicia, con Oficinas Generales en cada partido judicial y Juzgados de Paz como Registros Delegados y con exclusividad para la tramitación de todos los expedientes de Registro Civil.

    20/10/2017.
    Registro Civil

    Registro Civil

    El Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea presentó ayer en el Congreso de los Diputados una proposición de ley de modificación de la Ley 20/2011, de Registro Civil, con propuestas coincidentes con las de CCOO para hacer posible que el Registro Civil siga siendo un servicio público, gratuito, cercano a la ciudadanía y servido íntegramente por personal de la Administración de Justicia.

    El Ministerio de Justicia trasladó a las organizaciones sindicales el pasado 7 de febrero de 2017 los ejes sobre los que giraría su posición para el futuro del Registro Civil. Pero el Ministerio de Justicia ha sido incapaz incluso de cumplir con su propuesta y lleva meses sin dar respuesta a las demandas fundamentales, como el mantenimiento en el futuro de todos los Registros Civiles de todos los partidos judiciales y de las funciones delegadas en esta materia de todos los Juzgados de Paz, y la recuperación, entre otras, de la competencia sobre los expedientes de nacionalidad:

    El Grupo Parlamentario de Unidos Podemos – En Comú Podem – En Marea ya presentó en el mes de mayo de este año, también con la colaboración de CCOO, enmiendas al proyecto de ley de modificación de la Ley 15/2015 de Jurisdicción Voluntaria, que permitieron que no entrasen todavía en vigor las previsiones relativas a la tramitación previa del expediente de matrimonio civil por los notarios, así como una proposición no de ley para que pudiesen seguir presentándose las solicitudes de adquisición de nacionalidad por residencia en los Registros Civiles, sin que esta última haya sido siquiera objeto de debate en el Congreso.

    De prosperar la proposición de ley que ahora se presenta se establecería un marco estable y definitivo del Registro Civil, con mantenimiento de competencias en Juzgados de Paz, con Oficinas Generales en todos los partidos judiciales, con recuperación de las competencias suprimidas en materia de nacionalidad y exclusividad en la tramitación de cualquier expediente registral.

    Para hacer efectivos dichos ejes la proposición de ley incluye la modificación de la Ley 20/2011, de 21 de julio, de Registro Civil, así como del Código Civil, de la Ley 15/2015 de Jurisdicción Voluntaria, de la Ley 19/2015 de Medidas de Reforma Administrativa en el ámbito de la Administración de Justicia y del Registro Civil, y de la Ley 3/2007 reguladora de la Rectificación de la Mención Relativa al Sexo de las Personas. Así, se mantiene la exclusividad del Registro Civil para todos los expedientes registrales, incluida la tramitación del expediente previo al matrimonio civil; atribuye a los Registros Civiles la competencia para la instrucción de las solicitudes de adquisición de la nacionalidad española por residencia; mantiene las competencias de los Juzgados de Paz como Registros Delegados así como la existencia de una Oficina General de Registro Civil en cada partido judicial.

    La Proposición de Ley también supone un reconocimiento de la labor que a diario realizan en los Registros Civiles el personal de la Administración de Justicia, otorgándoles competencias propias y reconociéndole exclusividad para el ejercicio de la función registral así como el desempeño de jefaturas.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.